Posteado por: anibalgutierrez | abril 3, 2008

XAU AMIGO

No soy bueno para estas cosas, de hecho no me gustan ni los velorios ni los funerales, quizás por eso que: “no hay muerto malo ni guagua fea”, pero esta vez, me pegó demasiado cerca una pérdida y tambien fue demasiado sorpresiva.

Terminaba mi turno de trabajo (porque si no lo sabian, trabajo OK) y me despedí de uno de los hombres que hacían mas grato llegar a “ponerse el yugo laboral”:Don Martiniano Cruces Rozas, que hoy descansa en los brazos del Señor, tras sufrir un accidente en la ruta, cumpliendo su labor de ciclista de la Iglesia Evangélica Pentecostal.

No creo que pueda resumir en una entrada todo lo que pienso acerca de él. Pero esta claro que era un ejemplo de cristiano. Cuántos consejos me entregó en esas breves conversaciones que sosteniamos mientras yo cumplia mi trabajo y el el suyo.

Era “excesivamente” responsable. Pero como  le vamos a reprochar eso, si lo único que hacía en realidad era tratar de cumplir bien en todo lo que se comprometía. En su Iglesia, era igual, en su hogar tambien, un hombre sin dos caras, sino que íntegro, moralmente correcto como pronunciara nuestro Jefe, Don Sergio Jaramillo, en sus palabras de despedida en el Templo de la IEP.

Que contraste dirán algunos, que hermoso templo han inaugurado hace poco acá en Cabrero y enlutado ya por la muerte de uno de sus mas queridos hermanos, pero no hay contradicción en ello. El partió de esta vida, sirviendo a su amado Señor, llevando el evangelio como fue su compromiso desde que aceptó a Cristo y la biblia dice que “es preciosa a los ojos de Dios la muerte de sus Santos”, y mi hermano Marti, lo era. No por meritos propios, porque todos hemos pecado, pero si esta claro que el se habia refugiado, y hace mucho tiempo ya, en el regazo de Jesús, nuestro Señor y Salvador.

Don Marti, se que no leerá estas palabras, pero el aún despues de su muerte si nos dejó un legado a todos quienes lo conocimos. Y es que los grandes varones de Dios, no mueren del todo, su recuerdo, su ejemplo, conducta y carácter nos sirven para poder crecer en esta vida y llegar a la estatura, algún día, del varón perfecto, que es Cristo Jesús.

Pablo pudo decirlo con propiedad, que lo imitaran a el como el a Cristo. El Hno. Martiniano nos dejó ejemplo de muchas virtudes a imitar, su responsabilidad, amabilidad, compromiso, respeto, entré muchas otras que quienes le conocimos podemos dar fé, nos deberían ayudar a vivir cada día mas cerca de nuestro gran y buen Dios.

Estaremos orando por su familia, como por los otros hermanos que resultaron heridos el día del accidente que le costara la vida a nuestro querido Hermano Marti.

Su funeral solo me merece una frase, acá lo queriamos mucho, pero dónde está ahora, lo quieren mucho más, de eso, no me cabe ninguna duda.

Hasta Pronto…..si Dios quiere

A su familia, pastores, congregación y amigos…..paz sea de Dios.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: